miércoles, 28 de abril de 2021

que apareció en la corte de Mánchester

 Ryan Giggs, exjugador del Manchester United y entrenador de Gales, se declaró inocente por los cargos de violencia doméstica hacia una mujer el pasado 1 de noviembre.

Giggs negó el cargo que le acusa de haberse comportado de forma violenta hacia una mujer, incluyendo aislamiento humillación, abuso y degradación durante, al menos tres años, desde diciembre de 2017 hasta noviembre de 2020, según informaron medios británicos.

El entrenador de Gales, que no dirigirá a la selección en la próxima Eurocopa, también se ha declarado no culpable por haber herido a la mujer el pasado 1 de noviembre en su domicilio de Worsley, cerca de Mánchester, por el que fue arrestado por la policía.

Además, fue acusado también de atacar a una mujer de entre 20 y 30 años durante el mismo incidente.

Giggs, que apareció en la corte de Mánchester por primera vez este miércoles, tendrá que volver al juzgado el próximo 26 de mayo. El exjugador aseguró en un comunicado difundido el pasado viernes que se declararía inocentes de las acusaciones y que lucharía por limpiar su nombre